Imprescindible Oporto, Oporto, Portugal

Librería Lello e Irmão

“La librería más bonita del mundo” ENRIQUE VILA-MATAS

 

Esta famosa librería se encuentra en la Rua das Carmelitas 144 y presume de ser una de las más bonitas del Europa. Situada en el centro histórico de Oporto, cerca de la Torre de los Clérigos y de las Iglesias do Carmo y das Carmelitas, no deja indiferente a nadie, ni su exterior ni su interior, y son largas las colas de gente que esperan para entrar.

 

  • UN POCO DE HISTORIA

La historia de este lugar no comenzó en el local actual. Su origen se remonta a mediados del siglo XIX, cuando Ernesto Chardron regentaba una librería cercana a la Torre de los Clérigos. A lo largo de los años, cambió de ubicación y a su muerte, ya en el lugar actual, se hizo cargo de ella la Sociedad Lugan & Genelioux Sucessores, quien a su vez, años más tarde, la vendió a los hermanos Lello, ambos hombres de cultura e intelectuales de Oporto. José y Antonio Lello la rebautizaron con el nombre con el que hoy se la conoce y a su inauguración acudieron ilustres personajes políticos y culturales.

Desde entonces, y gracias a las reformas llevadas a cabo por Francisco Xavier Esteves, se empezó a considerar ésta una de las librerías más bonitas de Europa.

 

  • ARQUITECTURA EXTERIOR E INTERIOR

Exterior

Exterior Librería Lello Oporto
Neogótico portuense en la Librería Lello

Inaugurada en 1906, fue Francisco Xavier Esteves el arquitecto encargado de configurar el aspecto actual de la librería.

Pararse ahí, frente a la entrada, sumergiéndonos en el neogótico y disfrutando durante un momento de la armonía de colores, no tiene precio. Dos figuras flanquean la ventana, pintadas por José Bielman. Son el Arte y la Ciencia. El Arte, a la izquierda, sostiene una escultura, y la Ciencia, a la derecha, muestra uno de los símbolos de la antropología.

El conjunto de la fachada se remata con tres pilares con chapiteles que le dan ascensionalidad al conjunto y vanos de arquería muy del gusto neogótico. La fachada está decorada con elementos geométricos y vegetales y bajo la ventana la inscripción que reza “Lello e Irmão”. También, justo encima de la puerta de entrada podemos leer “Livraria Chardron”, en honor a Ernesto Chardron, quien regentó la librería original.

Interior

La primera impresión al entrar es la de una vuelta al pasado. La luz tenue, los colores cálidos… el tiempo parece verdaderamente detenerse, aunque el público va quizás demasiado rápido de un lado a otro haciendo fotos, sin pararse a disfrutar cada detalle.

IMG_20180813_095819 (2)

Por supuesto, lo primero en lo que uno se fija es en la escalera central, que parece serpentear hasta la primera planta. Destaca la llamativa ornamentación que también encontramos en los techos. En ambos casos, tanto en la escalera como en el techo de la planta baja, no es madera tallada lo que vemos, sino yeso pintado con tal maestría que pretende engañarnos.

 

Un detalle interesante se encuentra en el lado izquierdo de la librería. Junto a los estantes de yeso labrado repletos de libros, en el suelo podemos ver los raíles a través de los que se movían los libros por medio de una pequeña vagoneta, desde el almacén a las estanterías. Un detalle que puede pasar desapercibido si no sabes que existe. Lo impresionante de este lugar es que hay tanto por ver, que no sabes qué mirar primero.

Vagoneta y raíles

Entre las estanterías de la planta baja, nos encontramos un conjunto de bajorrelieves donde se representan los fundadores de la librería, los José y Antonio Lello, y avanzando, los bustos de algunos de los más importantes escritores portugueses: Eça de Queirós, Camilo Castelo Branco, Antero de Quental, Tomás Ribeiro, Teófilo Braga y Guerra Junqueiro. Justo al final de la estancia dos bustos en bronce, obra del escultor portugués Abel Salazar, representan dos de los mayores escritores de la Península Ibérica: de nuevo Eça Queirós y Miguel de Cervantes. Flanquean la entrada a una pequeña sala, de la que hablaré en el siguiente punto.

Ya en el primer piso, al subir por esta escalera colosal de peldaños color carmesí, lo que nos atrapa ahora es la imponente vidriera de 8 metros de largo por 3,5 de ancho. Este vitral le confiere una atmósfera embriagante a la estancia y ostenta la insignia “Decus in Labore” o Dignidad en el Trabajo, enlazada en el monograma de los hermanos Lello. Conviene no perdernos las vistas desde la ventana que da a la Torre de los Clérigos, ¡maravillosa!

Primera planta y vidriera

 

  • HARRY POTTER

Durante muchos años ha corrido el rumor de que la Librería Lello fue el lugar en el que se rodaron las escenas de una de las películas de la saga. Nada más lejos de la realidad. Si bien encontramos parecidos con la Librería Flourish and Blotts del Callejón Diagón, parece que tal vez simplemente sirviese de inspiración para J.K. Rowling, quien vivió en la ciudad durante unos años antes de escribir el primer libro. Pero nada está claro, así como nadie se ha pronunciado al respecto.  Éste no es el único lugar del que se dice que pueda tener relación con estos libros pero sí quizás el más mencionado. Fuera o no cierto que se inspirara en ella, esta librería no deja de ser espectacular y se ha convertido por una u otra razón en un impresionante atractivo turístico.

Una pequeña sala se ha habilitado para el goce de fans enloquecidos de Harry Potter, entre quienes me incluyo. En ella se puede adquirir cualquier libro tanto en portugués como en inglés, mientras de fondo escuchamos la banda sonora o vemos las películas en una pantalla.

Como fan de Harry Potter que soy, no podía dejar de visitarla. Mi motivación principal en un primer momento fue esa, pero ahora, echando la vista atrás, puedo decir que dejando de lado este hecho, recomiendo encarecidamente su visita por todo lo que artísticamente este edificio nos ofrece. Es todo un deleite visual, con una atmósfera, ¿por qué no decirlo?, mágica.

 

  • HORARIOS Y ENTRADAS

La entrada actualmente tiene un precio de 5 euros y puede conseguirse en un local que posee el establecimiento en la misma calle, tanto sólo unos metros más adelante. Consejo: comprar la entrada antes de hacer la cola.

Al interior de la librería no puede accederse con mochilas grandes, pero existen taquillas gratuitas en el mismo lugar donde comprar la entrada. Además tienen en ese mismo espacio una tienda con los más variados artículos de la famosa saga de magia y otras series de renombre. Para los fans de Harry Potter, es imprescindible hacerse la foto con el carrito frente al andén 9 ¾, y también está Hedwig. ¡Fundamental!

Con la compra de cualquier libro, se descuenta el precio de la entrada, quizás para premiar a aquellos que realmente están interesados en el verdadero objetivo de una librería: vender libros.

El horario actual es de 10 a 20h de lunes a domingo. No obstante, a lo largo de los años ha ido cambiando (igual que el precio de la entrada), por lo que conviene siempre asegurarse para planificar bien la visita. Y tener muy en cuenta que el tiempo de espera de la cola puede llegar a ser de una hora. Nosotros fuimos a primera hora y sólo esperamos treinta minutos, pero ese es el mejor de los casos.

Junto con la entrada, ofrecen un folleto que ameniza ese tiempo de espera y que ayuda a conocer qué es lo que nos espera dentro. Además, comentan las normas de conducta y respeto necesarias en un lugar como éste.

 

  • VISITA VIRTUAL – APP

Existe una app tanto para Android como en la App Store donde podéis conocer más profundamente la historia del lugar y sus rincones más impresionantes, y en varios idiomas. Para acceder a ella es necesario registrarse pero merece la pena. Debéis buscar “Porto by Livraria Lello” y… ¡a descargar!

1 comentario en “Librería Lello e Irmão”

Los comentarios están cerrados.