Burgos, Castilla y León, Imprescindibles Burgos

Imprescindibles Burgos

Burgos es una ciudad recogida pero llena de historia y arte. Lo demuestran sus calles, sus edificios emblemáticos y sus plazas. Su catedral muestra como nadie el paso de los años, los estilos y las personalidades.

Muchas personas afirman que visitarla en uno o dos días es más que suficiente. Yo digo: Burgos os recibe con los brazos abiertos cuantas veces queráis si os habéis dejado algo por ver, o si simplemente os apetece volver, porque es una ciudad que atrapa y que siempre tiene algo nuevo que mostrar.

 

CATEDRAL DE BURGOS

Joya del gótico español y europeo, ¿por qué no? La única catedral con el título de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO por sí sola en España. Comenzó su construcción en el año 1221, gracias al Obispo don Mauricio quien, en su viaje por Europa, descubrió las últimas tendencias del arte europeo y conoció el estilo francés.

Presenta planta de cruz latina con tres naves, crucero y girola en la cabecera, donde nos encontramos la Capilla de los Condestables. Ésta se puede considerar una catedral dentro de otra catedral por la maestría de su conjunto.

Cuatro elementos destacan en ella: las agujas sobre las torres, la Escalera Dorada, la Capilla de los Condestables y el cimborrio. Todas ellas posteriores a su primera etapa de construcción pero las que le han hecho ser mucho más interesante e impresionante.

S7306101

 

CASCO HISTORICO

El casco histórico de Burgos nos regala fachadas en piedra, edificios de colores e increíbles paseos rodeados de árboles. Teniendo como punto de referencia la Catedral, subiendo por las escaleras situadas junto a su fachada principal, nos encontramos una de las iglesias góticas más bonitas del centro: la Iglesia de San Nicolás, con un retablo en piedra que nos hace contener el aliento. Bajando por esa misma calle, frente a otra de las fachadas de la Catedral, la de Coronería, podemos ver el actual Archivo Municipal de la Ciudad, el Palacio de Castilfalé de mediados del siglo XVI en piedra y ladrillo.

Seguimos calle abajo, continuando el Camino de Santiago en dirección contraria hasta llegar a la calle Avellanos, famosa por su tapeo y gastronomía típica de la ciudad. Desviándonos un poco hacia la izquierda, otra iglesia gótica merece especial atención, la iglesia de San Gil. Os invito a deteneros un momento y contemplar su interior. Continuando por Avellanos hasta la plaza de Alonso Martínez, vemos el Palacio de Capitanía y hoy sede del Museo Militar de Burgos. Continuando por la Calle San Juan y girando en Calle Santander, llegamos a la Casa del Cordón del siglo XV, hoy sede de una entidad bancaria y sala de exposiciones, y que en el pasado fue el palacio de los Condestables de Castilla.

La dejamos atrás y cruzamos a la derecha en dirección a la Plaza Mayor,  pero no sin detenernos antes en el Museo del Libro. En la plaza, nos espera el Ayuntamiento de estilo neoclásico y la estatua de Carlos III en bronce y más calles donde continuar con el tapeo y la gastronomía: la calle San Lorenzo y la calle Sombrerería. Esta última nos va a llevar en su recorrido también hacia las traseras de la Catedral y a la plaza del Rey San Fernando, donde además podréis ver la estatua del peregrino, homenaje a todos los peregrinos que pasan a lo largo del año por la ciudad y siempre protagonista de millones de fotos.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

CASTILLO Y MIRADOR

En la parte alta de la ciudad, no podemos evitar dejarnos llevar por las impresionantes vistas que desde el mirador nos enseñan la ciudad. Al ser Burgos una ciudad construida en torno a los márgenes del río, estamos ante una ciudad muy larga, por lo que el mirador es el lugar perfecto para conseguir buenas panorámicas, y no es necesario alejarse del centro, pues desde la catedral sólo se tardan diez minutos en subir.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

Junto a él, las ruinas del Castillo de la ciudad, que en su recorrido interno nos deja conocer a través de pasarelas el interior de la fortaleza en la que en su día surgió la ciudad de Burgos, en el año 884, como baluarte defensivo de la ciudad frente a los musulmanes.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Al bajar hacia la ciudad desde esta zona, merece la pena detenerse frente a la Iglesia de San Esteban, otra de las iglesias góticas de renombre que, además, alberga en su interior el Museo del Retablo.

Junto a ella, el CAB, un centro de arte que fascina por su arquitectura exterior y sorprende por sus exposiciones de artistas nacionales e internacionales de arte contemporáneo.

Muy cerca, restos de la antigua muralla defensiva de la ciudad con el arco mudéjar de San Esteban.

 

MUSEO DE LA EVOLUCIÓN HUMANA – M.E.H.

En la otra orilla del río que atraviesa la ciudad, el Arlanzón, el Museo de la Evolución Humana nos invita a sumergirnos en la Prehistoria y conocer a nuestros antepasados. Es un referente científico en este campo y expone los fósiles originales de los homínidos encontrados en los yacimientos de Atapuerca. Organizan excursiones conjuntas a la entrada al museo para visitar los yacimientos, a sólo 15 minutos en coche de la ciudad. Se ha convertido en visita obligatoria y en reclamo turístico de primer nivel.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

MONASTERIO DE LAS HUELGAS REALES

A un kilómetro escaso del centro se encuentra el principal monasterio cisterciense femenino de España, el Monasterio de las Huelgas. Fundado en el año 1187 por el rey Alfonso VIII y la reina Leonor, su función era albergar el Panteón Real de los reyes.

Forma parte de Patrimonio Nacional y durante la visita, siempre guiada, se muestra la iglesia y el panteón real, la sala capitular, las claustrillas (claustro de inspiración románica) y las capillas de la Asunción y de Santiago. En su interior, destaca el Museo de las Ricas Telas Medievales.

Muy cerca, podemos volver caminando por el Paseo de la Isla hacia el centro.

20160603_122234.jpg

 

CARTUJA DE MIRAFLORES

La Cartuja de Miraflores es otro de los grandes monasterios de la ciudad, a aproximadamente cuatro kilómetros del centro, es uno de los monumentos más interesantes del gótico final europeo. Panteón de reyes, destaca su conjunto de sepulcros, finamente labrados en alabastro, correspondientes a Juan II e Isabel de Portugal en el centro, y el del infante don Alfonso en un lado. Financiado por Isabel la Católica, su construcción comenzó en el año 1454 y los artistas más importantes de la época dejaron en él su huella, como Juan y Simón de Colonia, Gil de Siloe y Juan de Flandes, entre otros. El retablo que preside la nave completa un espacio suntuoso e impresionante.

S7300255

 

ARCO DE SANTA MARIA

El arco de Santa María del siglo XVI y construido por Juan de Vallejo y Francisco de Colonia nos abre camino hacia el Burgos amurallado y es, sin duda, la puerta principal de todo el conjunto. Con forma de arco de triunfo destacan las estatuas de personajes ilustres de la historia de la ciudad, y coronando el arco, la patrona de la ciudad: Santa María la Mayor con el niño en sus brazos.

En su interior, además del interesante Museo de Farmacia o la Sala de Poridad o del Secreto con un bello artesonado mudéjar del siglo XIV, guarda objetos curiosos como un hueso del brazo del Cid Campeador o el sillón de los Jueces de Castilla y una llave del Castillo.

CIMG0735

 

MUSEO DE BURGOS

Cruzando el margen del río y muy cerca de la estación de autobuses, el Museo de Burgos se encuentra ubicado en un palacio renacentista, la Casa Miranda, que nos descubre en su interior piezas de lo más variadas de la historia de la ciudad, auténticos tesoros de historia. No pueden faltar en él hallazgos arqueológicos de la ciudad romana de Clunia, la espada Tizona del Cid Campeador o piezas escultóricas como el frontal de Silos. Resulta muy interesante también el patio interior del edificio que nos enseña el clasicismo de la época.

 

CASA DEL CORDON

La Casa del Cordón, de finales del siglo XV, fue mandada construir por los Condestables de Castilla. Su nombre alude al cordón franciscano que enmarca la portada principal y fue escenario de importantes acontecimientos históricos, como la visita de Cristóbal Colón a los Reyes Católicos tras su segundo viaje a las Indias o la muerte de Felipe I el Hermoso.

IMG_20181201_160019

 

Su interior, hoy convertido en sede de una entidad bancaria, puede visitarse en horario de mañana, y así conocer su patio interior. Además, alberga también una sala de exposiciones temporales muy interesantes.

 

PASEO DEL ESPOLON

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Burgos está lleno de paseos y parques pero el paseo del Espolón merece especial atención. Arranca junto al Arco de Santa María y en su recorrido podemos ver los árboles plataneros cuyas ramas unen unas con otras. En su recorrido, nos da acceso a la Plaza Mayor y al Ayuntamiento y nos muestra edificios emblemáticos de la ciudad como el Consulado del Mar, hoy academia de arte y sala de exposiciones. Esculturas y fuentes decoran todo su recorrido, que termina en el Teatro Principal y en la Diputación Provincial, junto a los cuales podemos ver la Estatua del Cid.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Estos son los imprescindibles pero podría dejaros una lista gigantesca de edificios, paseos y museos que completan la oferta turística. Puedo deciros que Burgos sorprende por todo lo que puede albergar una ciudad tan pequeña pero tan rica en historia y arte. ¡Que lo disfrutéis!