El Hierro, Fuerteventura, Gran Canaria, Imprescindibles Gran Canaria, Islas Canarias, La Gomera, La Graciosa, La Palma, Lanzarote, Tenerife

Día de Canarias

Cada isla del archipiélago canario tiene sus peculiaridades, aunque podamos pensar que por su cercanía se parecen. Pero no, son completamente distintas. Cada una de ellas te atrapa de una forma por su singularidad y fulmina ese pensamiento preconcebido de que las Islas Canarias son sólo para disfrutar del sol y la playa.

Como punto en común a todas ellas, por supuesto, destaca el mar, pero yo añadiría la naturaleza que las envuelve. Podría haceros mil listas con imprescindibles de cada una de ellas según el tipo de viaje que tengáis pensado: de aventura, de sol y playa, de cultura… pero hoy os quiero hablar a nivel general de cada una de ellas, para que las conozcáis un poco mejor y podáis descubrir cuál es la que más os interesa según vuestros gustos. Podrían convertirse en vuestro destino de vacaciones de este año, ¿verdad?

Lo que sí os diré, a los que no las conozcáis aún, es que son unas islas que te atrapan, donde los problemas parecen más pequeños cuando estás en ellas, el ritmo de vida es completamente distinto y la gente allí destaca por su amabilidad y cercanía. A veces parece que en las Islas se parara el tiempo. De hecho, quien va a cualquiera de ellas, repite. Y como todas son distintas, enganchan. Todas nos aportan un sentimiento de paz que pocos lugares consiguen darnos.

Ahora me diréis, ¿por qué hoy quieres hablarnos de las Islas? Muy sencillo, porque hoy es su día.

30 de mayo – día de Canarias

¿Y qué se celebra este día? El 30 de mayo de 1983 tuvo lugar la primera sesión del Parlamento de Canarias, tras la democracia.

EL HIERRO

Esta pequeña isla, de unos 11.000 habitantes, fue declarada Geoparque por la UNESCO y es la primera isla energéticamente autosuficiente del mundo, además de contar con wifi gratis en toda la isla (para estar siempre conectado).

Es la isla más joven del archipiélago y destaca por todos sus contrastes: desde sus abruptos acantilados hasta los bosques más frondosos o las aguas más transparentes. Esta isla es calma. Es posibilidad de bucear y conocer su fondo marino. Son bosques con árboles de más de ocho metros de troncos retorcidos por el viento. Es un lugar muy particular por su geografía volcánica. El Hierro es naturaleza en estado puro.

El Hierro – vistas de la naturaleza

¿Qué no debéis perderos?

  • Pasear por el bosque silvestre de El Pinar y por las sabinas de El Sabinar.
  • Disfrutar de las vistas panorámicas del Golfo y el Atlántico, descendiendo desde el Jinama.
  • Bucear en La Restinga para conocer la fauna y flora marina.
  • Bañarse en La Maceta, una gran piscina de roca.
  • Las vistas al océano desde el Mirador de Isora.
  • Tener los ojos bien abiertos para ver los lagartos gigantes.
  • Desde la capital de la isla, Valverde (la única capital de las islas sin salida al mar), contemplar las vistas del Teide y la Gomera en días despejados y, por supuesto, el valle.

LA GRACIOSA

La octava isla habitada de Canarias, con aproximadamente 700 habitantes, es de todas las islas el lugar perfecto para quien busque tranquilidad y relax. La definen como un lugar “antiestrés” y lleno de contrastes, donde se mezcla la arena blanca con las grandes rocas volcánicas. De hecho, esta isla cuenta con cinco cumbres volcánicas en un espacio de 27,5 kms2.

Es un lugar sin asfalto, sin contaminación… sólo circulan por ella unos cuantos 4×4. Lo ideal es recorrerla en bici aunque algunos tramos son algo duros, pues no están debidamente acondicionados y es difícil pedalear por la arena.

En Caleta de Sebo, su ciudad más importante, están todos los servicios necesarios y toda la oferta de alojamientos, alquiler de bicicletas, empresas de buceo, ocio…

Caleta de Sebo

¿Qué no debéis perderos en La Graciosa?

  • Recorrer la isla en bicicleta, por los tramos señalados (aunque para visitar la zona sur es mejor hacer el recorrido en uno de los taxis 4×4, por la imposibilidad de circular en algunos tramos en bicicleta, por la cantidad de arena).
  • Si disponéis de poco tiempo, hacer el tour en barco rodeando la isla, que va haciendo paradas en las distintas playas.
  • Visitar los Arcos, una formación rocosa de basalto modelada por el viento y por el mar, en forma de arco.
  • Ver la isla de la Montaña Clara, durante el recorrido por el norte de la isla. Es una pequeña isla sin habitar muy cerca de la Graciosa, que forma parte también del Archipiélago Chinijo.
  • Disfrutar de las playas de arena blanca y aguas cristalinas.

LA PALMA

Conocida como “la isla bonita” del archipiélago canario, llama la atención por ser la más verde de todas ellas, y también la más lluviosa y húmeda, algo que le ha llevado a ser Reserva de la Biosfera desde 2002 en su totalidad. No es de extrañar teniendo en cuenta sus increíbles paisajes e imponentes volcanes, sus profundos bosques y cielos llenos de estrellas.

Es además reserva Starlight, pues tiene uno de los cielos más limpios y con mejor calidad para observar estrellas.

Cuenta además con 1.000 kilómetros de senderos perfectamente señalizados recorriendo toda la isla, así que si eres un amante del trekking, ésta es tu isla.

Naturaleza en La Palma

¿Qué no te puedes perder de La Palma?

  • El Parque Nacional de la Caldera de Taburiente, con densos bosques de pino canario, arroyos y manantiales de agua dulce, cascadas y formaciones de roca.
  • Desde el Roque de los Muchachos contratar una visita guiada nocturna para ver estrellas.
  • Tomar el sol en la playa de arena negra de Puerto Naos.
  • La biodiversidad del bosque de laurisilva de los Tiles.
  • Sumergirte en la arquitectura del siglo XVI de su capital, Santa Cruz de la Palma.
  • Visitar las piscinas saladas de la Fajana.

LANZAROTE

Lanzarote es una isla de tierras volcánicas negras y rojizas, con una extraordinaria geología que alberga 300 volcanes. Por su alto valor medioambiental, en 1993 fue nombrada Reserva de la Biosfera por la UNESCO.

Pero Lanzarote es más que volcanes. Lanzarote es disfrutar de sus vinos de malvasía volcánica con Denominación de Origen propia. Y también es deporte, es natación y running, es ciclismo y deporte náuticos.

Observatorio de Estrellas en Lanzarote

¿Qué no debes perderte en Lanzarote?

  • Parque Nacional de Timanfaya con su variedad de colores (negros, rojos, ocres y anaranjados) y su casi ausencia de vegetación.
  • Disfrutar de las vistas desde el Mirador del Río hacia la isla de la Graciosa y el Archipiélago Chinijo.
  • Disfrutar del frondoso palmeral de Haría.
  • En la costa sur, relajarse en las playas de arena dorada en la punta del Papagayo, con aguas cristalinas de tintes verdosos.
  • Visitar la Cueva de los Verdes, con enrevesadas formas geológicas de colores rojos, ocres y verdes del reflejo de la luz sobre la sal del agua infiltrada.
  • El paisaje protegido de la Geria, el lugar dedicado a la producción de uvas a través de excavaciones cónicas en la tierra volcánica rodeadas de piedras que protegen las vides. Totalmente diferente a la imagen que tenemos en la mente del cultivo de la uva.
  • César Manrique y su legado. Visitar su fundación a 6 kilómetros de Arrecife y conocer cómo este artista lanzaroteño dedicó su vida a preservar la arquitectura tradicional de la isla y cómo llenó de esculturas distintos puntos de Lanzarote.

TENERIFE

La isla de los mil planes. Está repleta de lugares con encanto: acantilados, bosques de laurisilva, su volcán, arquitecturas imposibles, playas, rutas, el carnaval…

Si os digo que recibe a más de diez millones de visitantes al año, podréis intuir que es un lugar donde no hay cabida para el aburrimiento.

Quizá se podría decir que sus mayores reclamos turísticos, por supuesto, son el Teide, la cima más alta de España, y el carnaval, comparable (permitidme ser osada) al de Río de Janeiro. Pero ahí no acaban sus recursos. Detrás de esta ciudad tan desenfadada y “juerguista”, se esconden verdaderos tesoros naturales y culturales.

Panorámica del Teide

¿Qué no puedes perderte de Tenerife?

  • Visita obligada es el macizo de Anaga (Reserva de la Biosfera), la zona geográfica más antigua de la isla, con una abrupta cordillera de cumbres recortadas con vistas al mar.
  • Salir de fiesta por la zona de la Playa de las Américas.
  • El casco histórico de La Laguna, el mejor conservado de la isla.
  • El Auditorio de Tenerife, esa gran ola arquitectónica que parece salir del mar.
  • El Parque Nacional del Teide, Patrimonio de la Humanidad desde 2007, es el más visitado tanto en España como en Europa dentro de su categoría. En días despejados desde él se pueden ver La Palma, La Gomera, El Hierro y Gran Canaria.
  • Un lugar singular es La Masca, casitas situadas en un rincón angosto, al filo de un barranco. Declarado Bien de Interés Cultural.
  • Avistamiento de cetáceos en la costa suroeste de la isla.
  • Los Acantilados de los Gigantes, de hasta 600 metros de altura, junto al mar, provocan sensación de vértigo hasta observándolos desde un barco.

FUERTEVENTURA

Esta isla, Reserva de la Biosfera desde 2009, presume de tener las mejores y más mayores playas de las Islas Canarias y paraíso de surfistas y windsurfistas.

Se podría decir de la isla que es la “playa de Canarias” pues cuenta con más de 150 kilómetros de costa donde poder tomar el sol y practicar todo tipo de deportes acuáticos. Son tan variadas que abarcan todos los gustos, desde infinitas playas de arena dorada hasta playas de arena volcánica con acantilados de fondo.

Pero Fuerteventura, además de playa, también es queso, el majorero, con denominación de origen, un queso de cabra elaborado de forma tradicional.

Costa de Fuerteventura

¿Qué no debes perderte de Fuerteventura?

  • La Playa de la Concha en el Cotillo, de aguas turquesas y arena blanca. Es tranquila gracias a su arrecife natural en forma de herradura. Os recomiendo quedaros hasta la puesta de sol. Es uno de los atardeceres más bonitos que podéis ver.
  • Parque Natural de las Dunas de Corralejo, con 9 kms de grandes playas y pequeñas calas. Desde lo alto, sorprenden las vistas de Lanzarote y la Graciosa.
  • La Villa de Betancuria, antigua capital de Fuerteventura. La localidad con mayor interés cultural de la isla destaca por su conjunto histórico.
  • Costa Calma, al sur de Fuerteventura es otro de los ejemplos de playa de aguas cristalinas. Un oasis perfecto para relajarse.
  • La Isla de Lobos, de moda para amantes del surf, es una pequeña isla desierta al norte de Fuerteventura.
  • Museo del Queso Majorero de la Antigua, una experiencia gastronómica sorprendente.

LA GOMERA

Dicen que la Gomera está envuelta por un aura mágica gracias a sus verdes valles, a sus impresionantes formaciones rocosas y a sus imponentes acantilados. Aquí de verdad se para el tiempo. Más de 600 kilómetros de senderos intentan descubrir sus secretos bajo la banda sonora del silbo gomero.

Para ser una isla tan pequeña, cuenta con categorías que la hacen muy grande, como haber sido nombrada Reserva de la Biosfera desde 2011 en la categoría de excelente gracias a sus ecosistemas terrestre y marino, y ostentar un Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad con su silbo gomero, ese lenguaje aborigen de la isla a través de silbidos que aún hoy traspasa generaciones.

¿Qué no debes perderte en la Gomera?

  • El Parque de Garajonay y su bosque de laurisilva, con senderos para recorrer a pie o en bici. En él, se pueden encontrar hasta 400 especies de flora y más de mil invertebrados.
  • El Valle Gran Rey con sus vertiginosos valles y laderas escalonadas en terrazas que desemboca en playas de arena negra y aguas azules.
  • Los Órganos, una formación basáltica esculpida por el mar que recuerda a los tubos de un órgano. La mejor forma de verlo es desde un barco. ¡Podéis hacer una excursión por la costa!
  • Visitar la playa más remota de la isla, la playa de Alojera.
  • Explorar la pequeña capital, San Sebastián.
  • Agulo o “el bombón de la Gomera” es un pequeño pueblo muy cuidado y con encanto, con unas magníficas vistas del Teide.
  • Mirador de los Roques, junto a la entrada del Parque de Garajonay, está formado por cinco roques, símbolo de la isla. Es un mirador con unas vistas impresionantes de la zona.

GRAN CANARIA

El continente en miniatura de las Islas Canarias, con 60 kilómetros de playas y un interior que sorprende por su vegetación y su relieve volcánico. Es Reserva de la Biosfera en su parte occidental y destaca por poder hacer cualquier plan en ella, desde rutas de senderismo en su interior, preciosas playas en la zona sur y toda la cultura y ocio en el norte. Es un lugar de contrastes, para visitar lentamente y, de entre todas las islas, la más polivalente.

También es perfecta para deportes acuáticos, el excursionismo, senderismo…Así que Gran Canaria lo tiene todo: historia, arte, cultura, ocio, montaña, playas, senderismo, gastronomía… ¡Es siempre una propuesta de diez!

Tejeda

¿Qué no debes perderte de Gran Canaria?

  • Visitar en el centro de la isla Tejeda, contemplar el valle, los roques y observar la puesta de sol con vistas al Teide.
  • Comer en uno de los restaurantes del Barrando de Guayadeque, en una cueva.
  • Caminar por las dunas de Maspalomas.
  • Dejaros impresionar por la “catedral” de Arucas, una iglesia de tamaño monumental.
  • Pasear por las Canteras, en la capital y disfrutar de La Isleta.
  • Sumergirte en el Barrio de Vegueta, el barrio donde se fundó la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria.
  • Bordear la isla por la costa.

Como veis, todas ellas son asombrosas. Planes completamente distintos para aprovecharlas al máximo. Qué bonito sería poder tener un par de meses sabáticos y recorrerlas. Seguro que aún así, nos faltaría tiempo para completarlas, porque estos son sólo algunos planes. Siempre hay mucho más, algún pueblo escondido que pocos conozcan y de esas joyas que no salen en los libros, miles de rutas de senderismo… y ¿qué me decís de tantos kilómetros de playas?

Tienen razón cuando dicen, “Canarias, latitud de vida”.

¿Conocéis alguna de las islas? Yo creo que podría vivir en cualquiera de ellas 🙂 ¡Nos leemos en el siguiente post!