Burgos, Imprescindibles Burgos

Burgos con niños

Burgos, una ciudad para disfrutar en familia.

A priori podríamos pensar en Burgos como una ciudad para disfrutar sólo los adultos, por todo su contenido en arte y arquitectura. Siempre digo que Burgos es mucho más. Es una ciudad llena de parques, sobre todo a orillas del río que la atraviesa, el Arlanzón, y de distintos lugares de ocio para los niños, además de los educativos, por supuesto.

Reconozco que aun viviendo aquí he tenido ese mismo pensamiento años atrás, que probablemente en una ciudad como ésta, los niños podrían llegar a aburrirse, pero sí que es verdad que es una ciudad que a lo largo de los años ha ido evolucionando y cada vez cuenta con más atractivos para todos, incluidos los más pequeños.

Además, he de deciros que los planes son tan variados que abarcan todos los gustos. Os vais a sorprender de la cantidad de sitios que podéis visitar y planes que podéis hacer con los peques.

Muchas veces la cuestión radica en cómo contarles la historia. Por poneros un ejemplo. Si a vuestros peques les decís que vais a ver la catedral, ellos os pondrán una cara de aburrimiento impresionante, porque no aprecian a esta edad lo que significa. Pero si les decís que en la catedral tienen la misión de buscar un reloj con forma de hombre, que abre la boca cada vez que suenan las campanas cada hora en punto, estarán entretenidos un rato, les lograréis enganchar y disfrutarán de la visita, sobre todo teniendo en cuenta que es una visita autoguiada y se ve por libre.

Papamoscas
Papamoscas

Este es sólo un ejemplo de lo que se puede hacer con ellos (sin que eso implique que vosotros no podáis conocer a fondo la ciudad). Aquí os dejo más planes que hacer con niños:

  • Museo de la Evolución Humana y visita a Atapuerca

Quizás este museo sea un poco denso para los niños, pero la visita a los yacimientos es uno de los básicos con ellos: ponerse un casco y explorar con los guías toda esa zona es muy divertido. El museo se recorre a través de paneles explicativos pero cuenta con muchos audiovisuales e información curiosa para ellos.

Es una visita que nos puede llevar varias horas, pero hay zonas de descanso donde poder tomar café o refrescos de máquinas expendedoras, entre otras muchas cosas. Además, desde el museo, han preparado el “Mapa de los Tesoros del MEH” para que resulte mucho más amena la visita para niños de hasta 12 años. Se solicita en el mostrador de la entrada al coger los tickets.

Toda la información aquí.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Museo de la Evolución Humana (M.E.H.)
  • Museo del Libro

Para mi es uno de los básicos de la ciudad. Fomentar la lectura entre los niños me parece algo imprescindible. Hace un recorrido, de manera cronológica, por la historia del libro y resulta muy interesante observar los manuscritos, las distintas ediciones y los “dibujos” de las páginas. Es muy interactivo y se puede visitar conjuntamente con el Museo del Cid.

En su web podéis encontrar horarios y tarifas y toda la información para planificar vuestra visita.

Museo del Libro
Museo del Libro
  • Tren Chu-chú

Los niños tienen especial atracción por este recurso. Ir viendo la ciudad es más divertido cuando lo haces en un tren. Además, durante el recorrido te cuentan la historia de Burgos y sus monumentos. Los padres podéis conocer la ciudad y sus puntos importantes y los niños se divertirán sólo por ir montados en él. El trayecto dura menos de una hora (con una pequeña parada en el mirador del Castillo) y se inicia y finaliza junto a la Catedral.

IMG_20170831_134047
El Tren Chu-Chú
  • Castillo y mirador

Si alguien puede ver un castillo en ruinas como una gran fortaleza, ese es un niño. Su imaginación es tan asombrosa que podéis jugar con ellos a “¿qué crees que había aquí?” o “hacer la búsqueda del dragón o la princesa” por las galerías subterráneas, o “¿estará en el pozo el dragón?”.

Se puede visitar todos los días su exterior y las galerías subterráneas de miércoles a domingo. Tenéis toda la información en el enlace del Ayuntamiento de Burgos.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Castillo

El mirador, justo debajo, nos da unas vistas privilegiadas de la ciudad. Allí, podéis descubrir con ellos cuales son los monumentos más importantes de la ciudad. En la barandilla, hay altorrelieves con todos estos lugares, situados justo frente al original.

DSC01210
Vistas a Burgos desde el mirador

Además está la Rosa de los Vientos, que nos indica la altura del castillo respecto al mar y nos indica los puntos cardinales. ¿Quién adivina donde está el norte?

  • Parque de la Isla

El Parque de la Isla es tan emblemático entre nosotros… Me atrevería a decir que todo burgalés a lo largo de su vida ha estado correteando por allí. Ha cambiado mucho a lo largo de los años. De hecho, hace ya algunos años sufrió una completa renovación: sus plantas, sus columpios, sus fuentes…

Quizá ahora esté más bonito que nunca y es un buen lugar para que los niños descansen un poco de tantas visitas y corran y se relacionen con otros niños un rato.

Está muy cerca de la catedral, a menos de 10 minutos caminando (diría 5 minutos a un paso normal, pero cuando bajas con niños, se convierten en diez, seguro).

¿Qué hace especial a este lugar? Que además de contar con distintas variedades de plantas y árboles, ¡sus columpios son lo más! Inspirados en héroes y castillos y con un toque muy burgalés.

DSC01297
Parque del Paseo de la Isla
  • Parque de cuerdas del Castillo

Una opción de ocio totalmente distinta en la que disfrutar del entorno del castillo es este lugar: el parque de cuerdas. A dos minutos de la fortaleza, un circuito con distintos niveles de dificultad según edad. Allí pueden sentirse como unos auténticos exploradores tras visitar el Castillo. ¿Qué os parece la idea? Seguro que a los peques les encanta. Toda la información así como las reservas, se hacen a través de su página web.

  • Fuentes Blancas y el tobogán gigante

Los burgaleses hemos pasado un millón de horas en el parque de Fuentes Blancas. Nos hemos tirado con un cartón por el tobogán gigante de piedra y más de una vez hemos vuelto con el pantalón roto a casa por no usar un cartón al tirarnos. Pero este lugar nos ha marcado a todos. Pensar en él es pensar en las risas, el “miedo” inicial a tirarnos desde un lugar tan alto y la valentía y decisión de repetir la hazaña. ¡Los adultos también podéis probarlo!

Está junto al río y es muy habitual que la gente vaya los domingos a hacer picnic o barbacoas allí. Es un plan muy divertido y, además, muy cerca está la “playa” de Fuentes Blancas, esa de la que nos sentimos orgullosos porque nos hace creer que tenemos el mar cerca (quien no se consuela es porque no quiere).

Este es un plan muy de domingo como decía, cuando muchos lugares están cerrados (y muy cerca también de la Cartuja de Miraflores, un monasterio de visita obligada) y una forma distinta de vivir la ciudad.

  • Librería Mar de Hojas

La primera librería dedicada exclusivamente a niños. Su interior parece más una tienda de magia o un teatro que una librería, pero a pesar de su pequeño tamaño es un lugar perfecto para que los niños pasen un rato divertido si dedicáis algún rato a ir de compras.

Podéis encontrarla en la Plaza Mayor y animar a vuestros peques a elegir un libro para llevárselo de recuerdo de su viaje a Burgos. Podría ser una tradición: cada ciudad que visitéis, un libro nuevo de recuerdo.

El librero es un encanto y seguro que los niños salen de allí encantados.

DSC01302
Librería Mar de Hojas

Además, está junto a las zonas de tapeo, por lo que es un momento perfecto para dejarse llevar por la gastronomía y pedir unas buenas “bravas”, que a los niños siempre les gustan.

  • Ruta del Cid Campeador

¿A qué niño no le gustan las historias de superhéroes? El Cid Campeador fue uno de ellos, pero hace muchísimos años. Recorrer las zonas de esta ruta permite visitar la ciudad de una manera completamente distinta, y fomentar la curiosidad de los niños. Hacerse una foto con la estatua del Cid o ver la espada Tizona en el Museo de Burgos son dos puntos clave para tenerles en vilo en toda la ruta. En este enlace podéis conocer los puntos que debéis visitar.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Estatua del Cid Campeador
  • Visitar a los Gigantillos y Gigantones en el Teatro Principal

Es usual verles por la calle en acontecimientos importantes de la ciudad, como en las Fiestas de San Pedro y San Pablo (a finales de junio) o en la Fiesta del Curpillos, pero ahora existe la posibilidad de ir al Teatro Principal, donde los tienen guardados/expuestos. Es un buen momento para que los niños conozcan cada uno de los personajes. ¿Sabrán reconocer al Cid y a Doña Jimena?

IMG_20171230_183816
Gigantones

Podría daros muchas más opciones pero creo que éstas serían las más importantes para que toda la familia disfrute por igual de la experiencia. ¿Alguna vez habéis venido a Burgos de viaje con niños? ¿Algún otro plan que creáis interesante para hacer con ellos? ¡Soy toda ojos para leeros de nuevo!

¡Nos leemos en el siguiente post!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s