Burgos, Etnografía, Imprescindibles Burgos, Tradiciones

Mañana es el Curpillos

Cuando en Burgos dices “Curpillos”, todo el mundo automáticamente piensa en pinchos, gigantones y gigantillos, las Huelgas, desfile, parral, música y, sobre todo, pelusas.

Para los que no la conozcáis, el Curpillos es la fiesta más genuina de la ciudad y tiene lugar en la zona del Monasterio de las Huelgas y el Parral.

Las calles se llenan de gente, peñas, olor a pinchos de chorizo, morcilla y morro… y es, además la antesala a las fiestas de la ciudad, que este año comienzan el día 28 de junio.

El día del Curpillos se celebra la victoria de Alfonso VIII en la batalla de las Navas de Tolosa, y aunque este acontecimiento tuvo lugar el 16 de julio de 1212, se estableció su celebración el viernes siguiente al Corpus Christi, es decir, mañana.

Entonces la pregunta es… ¿qué podréis ver exactamente este día?

Los protagonistas de esta fiesta son los gigantones y gigantillos, los danzantes y los tetines, quienes animan a todos con sus bailes. Los gigantillos son personajes populares y los gigantones simbolizan las distintas razas de mundo y personajes ilustres (como los gigantones que representan a los Reyes Católicos y el Cid Campeador y doña Jimena). Podréis ver a los danzantes, que son un grupo de niños danzarines vestidos al estilo de la Corte y los tetines que los acompañan, vestidos de llamativos trajes.

La primera parte de la celebración es más solemne y de contenido religioso-militar. En este momento tiene lugar la celebración litúrgica en el Monasterio y acto seguido la procesión militar, con los gigantones, gigantillos y danzantes, y la exhibición  del pendón de las Navas de Tolosa, portado por el mando militar de más rango en la ciudad. Pero ¡ojo! Es una copia del original. Este pendón es un tapiz almohade custodiado en el monasterio, tejido en oro, plata y seda, por lo que durante esta celebración no podremos observar el original como es lógico.

Desfile militar

 Terminado este momento, la celebración pasa al Parral, donde las peñas ya nos esperan con los pinchos de los que habla al principio, con música y un mercadillo que bordea el parque.

¡Un momento típico de la ciudad y que merece la pena ver! Cuidado alérgicos, no olvidéis llevar pañuelos, inhaladores o tal vez tomar una pastilla para la alergia porque los chopos han vuelto a hacer de las suyas.

¡Que lo disfrutéis! Y no olvidéis el paraguas, a veces llueve 😉 😉

¡Nos leemos en el siguiente post!

1 comentario en “Mañana es el Curpillos”

Los comentarios están cerrados.